¿Por qué no consigo captar clientes a través de Internet?

MARKETING DIGITAL

Todo el mundo tiene claro cuál es el objetivo real de todas las empresas que deciden introducirse al mundo de Internet: dar visibilidad a su negocio, para después aumentar sus ingresos mediante la captación de nuevos clientes. El problema está en que ni mucho menos se trata de una tarea sencilla. Por ello, es importante estar bien acompañado durante este proceso y definir la estrategia de marketing digital más adecuada para tu empresa.

Pese a poder conocer algunas claves para captar clientes a través de Internet, sin darte cuenta, tal vez te estés saltando algún paso. Es posible que estés pasando por alto algunos aspectos realmente importantes para tu estrategia de marketing.

Tu cliente potencial se encuentra en Internet y debes buscarlo para seducirlo y que, tras un apasionante camino junto a ti, finalmente te compre. Sin embargo, a menudo caemos en diferentes errores que afectan a nuestra estrategia de captación de clientes, que dificultan este proceso de compra.

Por este motivo, queremos mostrarte algunos de los errores más frecuentes en las empresas a la hora de captar clientes.

1. No seduces a tu potencial cliente en Internet

Los canales de captación tradicionales (aquellos basados en interpelar directamente a tu posible cliente) como, por ejemplo, las llamadas en frío o las visitas comerciales por doquier, se están quedando progresivamente obsoletos en el mercado competitivo puramente digital en el que nos encontramos.

Es posible que no hayas prestado la atención y el esfuerzo necesario en seducir a tus potenciales clientes en Internet. Tu objetivo tiene que ser el de atraer tráfico cualificado a tu página web. Así podrás conquistar a los usuarios, ganarte su confianza y que, finalmente, adquieran tus productos o servicios.

Por lo tanto, haz especial énfasis en desarrollar técnicas y estrategias de seducción que hagan que sean los propios clientes quienes se acerquen atraídos por tu Propuesta de Valor.

2. No eres constante en tu estrategia de marketing digital

El proceso de captación de clientes es un camino que cuenta con distintas fases y que dura determinado tiempo. ¿Sabías que el porcentaje de ventas en un primer contacto es realmente bajo? No se captan clientes en Internet de un día para otro.

No deberías rendirte a la primera de cambio, si ves que en un primer momento no se están produciendo ventas a nuevos consumidores. Se trata de una tarea que requiere un trabajo continuo y constante. Además, debe estar enmarcado siempre dentro de una estrategia de marketing digital que cuente con unos objetivos concretos y medibles.

Por ello, tu estrategia debe ser siempre constante; más allá de que en ocasiones puntuales puedas fortalecer los canales de captación de clientes con alguna campaña concreta, en busca de dar un pequeño empujón a tu estrategia de marketing digital.

3. No has identificado a tu cliente ideal (Buyer Persona)

Toda estrategia de marketing digital debe tener un objetivo concreto, pero también un destinatario específico al que dirigirte. Es realmente importante conocer a tu potencial cliente. Aunque sea una obviedad, para poder captar clientes de manera efectiva debes saber quiénes son, qué es lo que buscan y cómo lo están buscando.

Se trata de llevar a cabo una representación ficticia de tu cliente ideal (Buyer Persona). Esta herramienta te permite definir quiénes son los perfiles modelo que pueden estar interesados en tus productos o servicios. Debes desarrollar una descripción lo más precisa y completa posible para que, a la hora de abordar tus contenidos, el tiro que dispares sea certero.

Una vez identificadas cuáles son las necesidades e inquietudes que tiene tu potencial cliente, estarás preparado para el siguiente paso. Sabrás cómo tienes que diseñar las estrategias concretas de captación de clientes, porque ya conoces cuál va a ser el destinatario. El foco debe estar orientado a objetivos específicos, que traten de satisfacer las necesidades que tiene tu Buyer Persona.

4. No inviertes en aumentar tu visibilidad mediante campañas publicitarias

Como bien sabrás, para obtener un buen posicionamiento en Google existen dos posibilidades complementarias: el SEO y el SEM. El SEO es un conjunto de distintas técnicas gratuitas que se deben trabajar en los contenidos, de forma orgánica. Mientras que el SEM, es una inversión en campañas de pago para aparecer en los primeros resultados gracias a anuncios en Google.

El hecho de que esta publicidad en Internet tenga un coste económico ha podido hacer que la hayas desechado directamente. Sin embargo, no has tenido en cuenta las enormes ventajas que tiene a la hora de captar clientes. Las campañas en Google Ads o Display son herramientas muy beneficiosas para el marketing digital. Te permiten llegar de una manera más rápida y directa a aquellas personas que puedan estar interesadas en tus productos, y que así lo manifiestan en sus búsquedas en Internet.

Por lo tanto, deberías ver el SEM para tu empresa como una inversión y no como una forma de malgastar dinero. También supone un empujón extra para todo el contenido que hayas trabajado correctamente con las técnicas de SEO. Ahora bien, no inviertas por invertir. Deja que te acompañemos y te aconsejemos cómo deberías dar los pasos correctos para aumentar las ventas de tu negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *