Los 5 errores más frecuentes en tu campaña de Google Ads

MARKETING DIGITAL

Las campañas de Google Ads o Google Display son muy buenas herramientas para dar visibilidad a tu negocio, en busca de ese objetivo de captar nuevos clientes para aumentar los ingresos de tu empresa. Su función es la de hacer publicidad online, a cambio de una inversión económica, cuya cantidad dependerá de las pretensiones del anunciante.

Se encuentran dentro de las llamadas estrategias de SEM, que buscan mejorar el posicionamiento en los resultados de los buscadores. Pueden ser una herramienta decisiva en tu estrategia de marketing digital, porque los resultados se ven reflejados en un corto plazo. Además, ayudan directamente a atraer potenciales clientes a tu página web.

Lo que está claro es que Google Ads es una herramienta altamente beneficiosa dentro de tu estrategia de marketing digital. Pero como todo en esta vida, debe ser utilizada de la manera adecuada. En caso contrario, estarías malgastando el dinero de tu empresa en publicidad que no va a traer ningún resultado.

De esta forma, queremos mostrarte algunos de los errores más comunes a la hora de abordar tu campaña en Google Ads, para que los tengas en consideración y no caigas en ellos.

1. Comenzar la campaña, sin antes planificar

En cualquier estrategia de marketing digital es imprescindible planificar antes de comenzar a hacer nada. Se trata, por tanto, del error de más gravedad. En la planificación se deben tener en cuenta distintos factores como el presupuesto o la estructuración. Además, es importante identificar el tipo de campaña que quieres llevar a cabo y, por supuesto, cuál es el objetivo que persigues con ella.

La estructura es uno de los aspectos más importantes a la hora de llevar a cabo una campaña en Google Ads. Debe estar bien optimizada y debe partir siempre de la configuración de la propia herramienta: Cuenta – Campaña – Grupo de anuncios – Anuncios. Si la estructura no está bien diseñada, existe el riesgo de que los CTRs (porcentaje de clics) y las conversiones sean bajas. Además, los CPCs (coste por clic) serán más altos, por lo que la inversión estaría perdiendo rentabilidad.

2. No contar con un estudio de palabras clave (keyword research)

Como bien sabrás, las campañas de Google Ads se basan en determinadas palabras por las que pagas para que, cuando el usuario introduzca estas palabras u otras concordantes, le aparezca tu anuncio en los primeros resultados. Por este motivo, no se pueden escoger las palabras de manera desconsiderada, ya que serán tu apuesta ganadora y, además, pagarás por ellas. Es necesario que hagas un estudio de palabras clave, que serán las que incorporarás en tu campaña de publicidad.

El keyword research debería estar basado en diferentes factores como el tipo de negocio, el producto o servicio que ofreces, y aquello que has identificado que necesita tu cliente ideal (Buyer Persona). Se trata de identificar aquellas palabras que tu potencial cliente está buscando en Google con más frecuencia para interesarse por todo lo relacionado con tu producto.

3. No hacer uso de las concordancias

Google Ads te permite utilizar cuatro tipos diferentes de concordancias con respecto a las palabras clave: amplia, modificador de concordancia amplia, frase y exacta. Si no entendemos los tipos de concordancia, va a resultar imposible controlar con qué tipo de búsquedas se activan los anuncios para tus potenciales clientes.

Recuerda que, por lo general, cuánto más amplio sea el tipo de concordancia, más grande será el abanico de tráfico de potenciales clientes. Por el contrario, cuanto más específica sea dicha opción, más relevante será la palabra clave en el momento de realizar la búsqueda.

4. No incorporar las palabras clave negativas

Así como hemos mencionado que es imprescindible realizar un estudio de palabras clave en el que basar tu campaña de Google Ads, también lo es utilizar las keywords negativas. Estas keywords negativas son aquellas palabras que, cuando un usuario las introduzca en el buscador, no queremos que se muestre nuestro anuncio.

No hacer optimizaciones de las keywords negativas es un error común. Provoca una generación de clics no deseados en nuestra página web, además de disminuir la tasa de CTRs (porcentaje de clicks) y de conversiones. Por este motivo, debes hacer hincapié en identificar aquellos términos de búsqueda considerados “negativos”, que están haciéndote perder dinero. Existen palabras por las que no quieres aparecer, y debes identificar cuáles son.

5. No contar con una adecuada página de aterrizaje (Landing Page)

Un grave error sería haber conseguido que tu potencial cliente te encuentre a través de tu anuncio en Internet, haga clic, pero llegue a una página de aterrizaje (Landing Page) mal diseñada y optimizada. Tu objetivo no es que el usuario llegue hasta tu página web, sino venderle algún producto o servicio.

Por esta razón, antes de lanzar tu campaña en Google Ads, piensa. Para que no malgastes el dinero, tienes que contar con una Landing Page que incite al usuario a convertir. Ya sea para comprando, enviando un formulario o suscribiéndose tu newsletter. No queremos que simplemente navegue por tu web, el objetivo es capturar nuevos clientes y generar negocio en Internet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *