Diferencias entre marketing digital y marketing tradicional

MARKETING DIGITAL

Nos encontramos inmersos de lleno en la era digital. Se trata así de una sociedad continuamente cambiante, a causa de la evolución y los cambios en el ámbito tecnológico. Al igual que la sociedad cambia, también sería recomendable adaptar la comunicación de tu empresa para que no se quede obsoleta.

En este artículo vamos a ver brevemente algunas de las diferencias más importantes entre el marketing digital y el marketing tradicional. De esta manera, podrás adaptar la estrategia de marketing de tu empresa, y así lograr un mayor alcance comunicativo.

Los dos conceptos son marketing, ya que el objetivo fundamental de ambos es mejorar y aumentar las ventas y el posicionamiento en el mercado. No obstante, podríamos decir que estamos hablando de dos formas de conseguir lo mismo, pero a través de diferentes medios o herramientas.

Marketing online vs marketing offline

Antes de decidir el tipo de estrategia que más conviene a tu empresa, deberás pararte a pensar. Tienes que determinar el objetivo que quieres alcanzar con ella y, lo más importante, identificar cuál es el mercado al que te diriges (target).

Tienes que tener en cuenta las diferencias generacionales de la sociedad y la presencia de cada uno en medios online y offline. Es decir, si tu negocio está dirigido a un público objetivo mayor de 50 años, deberías combinar estrategias tradicionales y digitales. ¿Por qué? Porque la presencia en la red de tu público objetivo no será muy representativa y se te hará complicado llegar a ellos digitalmente.

En cambio, si tu target o público objetivo son generaciones más jóvenes, deberás dirigirte hacia campañas digitales. Estas generaciones tienen una presencia prácticamente absoluta en la red, por lo que llegarás a ellos directamente.

Sin ir más lejos, aquí reside la principal diferencia entre ambos tipos de marketing, la presencia en medios online y offline. Las diferencias entre el marketing tradicional y el marketing digital son infinitas, pero a continuación te explicaremos algunas de las más importantes.

1. Segmentación

La primera diferencia está en la segmentación del público objetivo de nuestra empresa. Con el marketing tradicional solo podemos basarnos en las variables demográficas a la hora de la segmentación. Sin embargo, con el marketing digital, podemos además incluir otros factores como los intereses, aumentando de este modo el grado de segmentación.

Es muy importante tener siempre presente el objetivo de tu negocio. Pero también cuáles son las necesidades que has identificado que tiene tu cliente, sobre todo para elegir las variables que más te ayuden.

2. Comunicación

Otra gran diferencia entre el marketing tradicional y digital está en la comunicación. En el marketing tradicional nos encontramos con una comunicación unidireccional desde la empresa hasta el cliente. El usuario o destinatario es pasivo, es decir, solo recibe información, sin contestar.

Los medios que se utilizan para la comunicación en el marketing tradicional son mayoritariamente medios masivos y tradicionales, como la televisión o la prensa.

En marketing digital, en cambio, la comunicación es bidireccional e interactiva. Los medios digitales permiten establecer una relación entre la empresa y el cliente. Por ello, permite la posibilidad de aumentar la confianza y credibilidad de la empresa al mismo tiempo. Además, las herramientas empleadas en marketing digital son más económicas, ya que no necesitarás grandes plataformas como las de marketing tradicional.

3. Medición de resultados

Por último, otra diferencia entre el marketing tradicional y el marketing digital es la medición del impacto o influencia de la campaña que hayamos llevado a cabo. En marketing digital se puede medir el impacto de forma rápida y directa. ¿Cómo? Mediante encuestas online, redes sociales o indicadores establecidos para medir la consecución de los objetivos planteados para la estrategia (KPIs).

Por su parte, en marketing tradicional, realizar una medición de impacto puede suponer poner en marcha todo un sistema de investigación de mercados. Para ello, deberías utilizar herramientas cuantitativas de definición y encuestas telefónicas o postales, que requerirían mucho mayor coste económico.

En definitiva, diremos que el marketing digital permite una comunicación directa y personal entre la empresa y el cliente. Además, al estar en el mundo digital, no existen las barreras geográficas. De esta forma, facilita la expansión de tu negocio, y aumenta al mismo tiempo el número de clientes potenciales.

El marketing tradicional está más enfocado a las ventas directas, restándole importancia a la relación con el cliente. También deberemos tener en cuenta que la generación madura no tiene una gran presencia en Internet. Por lo que, tal y como ya hemos comentado, si nuestro negocio se dirige a ellos, mejor decantarnos por combinar ambas estrategias de marketing.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *