Cómo trabajar el posicionamiento SEO en mi página web

MARKETING DIGITAL

Como ya sabrás, el SEO (Search Engine Optimization) es un conjunto de técnicas gratuitas que se utilizan en las estrategias de marketing digital para que Google te posicione en los primeros resultados de búsqueda. Se le llama optimización en buscadores orgánica por este motivo, porque es gratuita, a diferencia del SEM (Search Engine Marketing) en el cual debes pagar una cantidad de dinero por un mejor posicionamiento.

De poco sirve que tu blog o la página web de tu empresa sean atractivos, si no consigues situarlos entre los primeros resultados de búsqueda. Si no apareces en la primera página de Google, date por muerto. De esta forma, si los clientes potenciales no saben que existes, será imposible que te compren.

Por el bien de tu negocio en Internet, va a resultar indispensable que conozcas cómo puedes aparecer en las primeras posiciones de Google. Pero, sobre todo, cómo funcionan los motores de búsqueda, aunque debes tener en cuenta que sus algoritmos cambian periódicamente.

Lo primero que debes conocer es que Google basa el posicionamiento SEO en dos variables: la autoridad y la relevancia.

  • Por un lado, la autoridad se centra en la popularidad que tiene una página en Internet. Para determinar esta popularidad se basan en los enlaces externos de terceros a tu página web. Influyen tanto el número, como la calidad de los mismos. De manera que una página que cuente con numerosos y cualificados enlaces externos, tendrá altas posibilidades en aparecer en los primeros resultados de los buscadores.
  • Por su parte, la relevancia analiza la adecuación entre los resultados ofrecidos por los buscadores y las búsquedas realizadas por los usuarios de Internet. En el caso de que el contenido de la página se corresponda con lo que buscaba el usuario, se considerará que la web es relevante.

Recomendaciones específicas para la utilización del SEO

Ya conocemos cuáles son las dos variables en las que se basa Google para el posicionamiento. A continuación, te dejamos algunas recomendaciones sobre cómo deberías trabajar el SEO en tu página web. Recuerda que debemos diferenciar entre SEO interno (on page) y el del propio contenido.

  • En cuanto al SEO interno, debes cuidarlo para hacer entender mejor a los buscadores de qué estás hablando en tu web. Para ello, céntrate en las siguientes acciones:

1.- La URL de tu página web. Esta debe ser amigable e incluir el tema central del que hablas. En cuanto al dominio, mejor que sea “.com” o “.es”, ya que será más fácil de recordar para los que lleguen a tu web.

2.- Incluir las palabras clave. Tanto en el título de la página como en la metadescripción. Esta última es el pequeño texto que aparece debajo de la URL en la página del buscador.

Recuerda que las palabras clave son aquellas que, tras el análisis pertinente, has identificado que tu cliente ideal (Buyer Persona) está buscando en Google. Unas palabras utilizadas para encontrar solución a sus inquietudes o satisfacer sus necesidades.

En los encabezados HTML también debes incluir palabras clave, al menos en algunos de ellos. Los encabezados HTML son aquellos títulos secundarios que se encuentran distribuidos por el interior de tu página web.

3.- Incorpora textos en negrita. Los buscadores dan más valor a los textos en negrita, que a los textos escritos en letra normal. Por ello, resultará importante destacar aquellos términos importantes de tus textos y aquellas palabras clave, que consideres de mayor relevancia.

4.- Añade una imagen optimizada. Por lo menos, deberías contar con una imagen optimizada que contenga la palabra clave en el nombre de la imagen, en las etiquetas y en la descripción.

5.- Incluye enlaces. Estos pueden ser enlaces externos en páginas de terceros que conduzcan hasta tu web. Pero también enlaces internos a tu propio contenido (a otro apartado de tu web) y a otras páginas fuera de ella.

  • En lo que respecta al contenido, céntrate en estos dos principales aspectos:

1.- Genera contenido relevante. El tema tratado en tus contenidos debe contar con un valor añadido para tu potencial cliente. Debes generar contenidos específicos que tengan como objetivo satisfacer las necesidades de tu posible comprador, y que tengan una unicidad para diferenciarte de tu competencia.

2.- No abuses de las palabras clave. Tienes que evitar el keyword stuffing. Como hemos mencionado anteriormente, es aconsejable que utilices las palabras clave analizadas, pero no debes abusar de ellas. Tu objetivo tiene que ser crear textos con un estilo natural y fácil de leer.

Si tienes en cuenta nuestras recomendaciones, es posible que ganes puestos en los buscadores de Google. Sin embargo, hoy en día, lo más importante es la satisfacción del usuario tras visitar tu página web. Por lo tanto, debes poner el foco en generar contenidos adecuados y de calidad para tus potenciales clientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *