4 motivos por los que empezar a trabajar una estrategia de desarrollo de clientes

DESARROLLO DE CLIENTES (CRM)

¿Alguna vez te has parado a pensar el provecho que podrías sacar a tus clientes actuales? Muchas veces no nos damos cuenta del tiempo, trabajo y dinero, que cuesta conseguir nuevos clientes para nuestra empresa. Ponemos todos nuestros esfuerzos en atraer y captar nuevos clientes a través de estrategias de marketing, cuando tenemos una solución más rápida y menos costosa delante de nuestros propios ojos.

Una estrategia de desarrollo de clientes te permite conocer con precisión a tus clientes actuales, de manera que puedas obtener nuevos beneficios para tu empresa. Para ello, en un primer momento, tendrás que pararte a pensar cuáles son los datos realmente valiosos de tus compradores. No se trata de capturar datos por capturar, sino de que puedas sacar conclusiones y obtengas un valor añadido.

Estos son los 4 principales motivos por los que te recomendamos que comiences a trabajar una estrategia de desarrollo de clientes en tu empresa.

1. Cuesta menos fidelizar a un cliente que captar uno nuevo

La primera ventaja que te otorga tu estrategia de desarrollo de clientes es la de poder fidelizar a tus compradores actuales. Dentro de tus clientes, existen algunos que, por sus tipos de adquisiciones, resultan más rentables para tu empresa ya que obtienes mayores beneficios. Entendemos la fidelización como ese proceso en el que conduces a un cliente actual menos rentable a que compre nuevas y/o diferentes unidades de producto, de manera que se convierta en un cliente de más valor para tu empresa.

Por esta razón, entendemos que de la fidelización se pueden obtener grandes beneficios para tu negocio. Además, tienes que recordar que cuesta menos trabajo y, por tanto, menos dinero, fidelizar a un cliente actual que captar uno nuevo. Piensa en todos los esfuerzos que has invertido en obtener tu cartera de clientes actual. ¿Por qué no te planteas sacarle partido?

2. Te permite identificar nuevas oportunidades de mercado

Otro de los motivos es que tu propia estrategia de desarrollo de clientes te permite identificar nuevas oportunidades de mercado. El primer paso de tu estrategia es analizar cuál es tu cliente ideal (Buyer Persona). Tendrás que meterte en sus zapatos, para poder identificar cuáles son sus necesidades.

De esta forma, en base a las necesidades de este Buyer Persona, deberás desarrollar tu Propuesta de Valor. Es aquello que ofreces a tu cliente de manera única y que te distingue de tu competencia. De esta forma, obtendrás un producto que sabes que va a encajar adecuadamente en el mercado (Product Market Fit). Lo contrario sería basarte en la intuición, y lanzar productos sin saber si realmente pueden tener cabida. Tu estrategia de desarrollo de clientes, por lo tanto, te permite identificar nuevas oportunidades de mercado.Fr 

3. Podrás basar tus estrategias comerciales en los clientes más rentables

Recoger datos de tus clientes te permite identificar cuál es tu cliente ideal y cuáles son tus clientes más rentables. Todas tus estrategias de marketing deberían ir dirigidas a captar ese tipo de clientes. De esta manera, tu estrategia comercial va a ser más precisa y eficaz.

Así, tu estrategia de desarrollo de clientes te permite segmentar tus estrategias de marketing de manera que tengan como objetivo clonar a tu cliente ideal. De esta forma, la probabilidad de impacto y de que se propicie la deseada venta es mucho mayor. Pon bien el foco, y tus probabilidades de éxito aumentarán.

4. Implanta la cultura del dato en tu empresa

Tu estrategia de desarrollo de clientes te permite orientarte a cliente en todo momento (Customer Centric). Orientar tu estrategia a cliente significa que te estás basando en una recogida de datos durante todo el proceso, y que el protagonista es el comprador. De esta forma, dejas a un lado las intuiciones y te centras en medir para no dar pasos en falso y caminar sobre seguro.

Sin darte cuenta, estás implantando en tu organización la cultura del dato. Todos los procesos de tu empresa deberían estar basados en el dato para no cometer errores y obtener mayores beneficios. Recuerda, siempre, que lo que no se mide no se puede gestionar. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *