Las 5 características que mejor definen al consumidor digital

COMERCIO ELECTRÓNICO

Con la llegada de la era digital a nuestras vidas, son muchos aspectos en nuestra sociedad los que han sufrido un cambio y una evolución. Las nuevas tecnologías han cambiado nuestras costumbres y nuestras formas de desenvolvernos en el día a día.

Internet ha traído a sus usuarios innumerables posibilidades que antiguamente eran completamente impensables. Entre estas opciones que nos brinda el mundo digital, se encuentran las compras online.

Estas compras a través de Internet cada vez están cogiendo más fuerza y cada vez son más los ciudadanos que las ponen en práctica. Hoy en día, el 40% de los españoles compra por Internet al menos una vez al mes, según un estudio de EAE Business School.

Por esta razón, surge la necesidad de analizar a esos consumidores que realizan sus compras a través de Internet, denominados consumidores digitales. Cuentan con unas características específicas gracias a las posibilidades que les brinda el digital. Son unas características que, como podrás comprobar a continuación, nada tienen que ver con las del consumidor tradicional offline.

A la hora de crear tu negocio en Internet y tu tienda online, va a resultar importante que tengas en consideración las siguientes características. De esta forma, podrás entender mejor a tu potencial cliente y tratar de satisfacer sus necesidades de la manera más adecuada posible.

1. Antes de comprar, interactuarán con tu marca

En prácticamente ninguna ocasión el consumidor digital decide llevar a cabo una compra de manera directa. Con esto nos referimos a que se trata de un cliente al que le gusta informarse bien antes de comprar. Por este motivo, recurrirá a toda tu información presente en tu página web, blog, anuncios publicitarios u opiniones y valoraciones de otros compradores.

2. Pasará un tiempo desde que te encuentren, hasta que te compren

Probablemente ese potencial cliente llegue hasta ti porque ha identificado que tiene una necesidad y quiere satisfacerla. Tu producto o servicio tan solo será una de las opciones que está barajando en el mercado. Por ello, será complicado que te compre de manera inmediata tras encontrarte. El proceso de elección del consumidor digital durará un tiempo indeterminado, en el que serás comparado con tu competencia, para finalmente tomar la decisión más adecuada para sus necesidades.

3. El consumidor está mejor informado

El consumidor tradicional offline tan solo contaba con la información que encontraba en el establecimiento en cuestión. Muchas veces esa falta de información adicional era la que propiciaba la compra. Actualmente, gracias a Internet, el consumidor digital está mucho mejor informado y cuenta con un criterio de elección bien definido.

4. El móvil, su mejor aliado

Los consumidores digitales utilizan prácticamente en todas las ocasiones su teléfono móvil o smartphone durante el proceso de compra. Es la herramienta más accesible, cómoda y rápida que tienen para buscar cualquier tipo de información. Deberías tener esta característica en cuenta a la hora de adaptar tu página web a cualquier dispositivo (mobile responsive).

5. Su experiencia se basa en la calidad del producto

Con la llegada de Internet las ofertas que barajan los consumidores digitales son más numerosas que en mercado offline. Por este motivo, se han convertido en clientes mucho más exigentes que examinan en todo momento la calidad del producto. Precisamente a esa calidad es a lo que se puede llegar a fidelizar un cliente, no al producto en sí mismo como podría ocurrir antiguamente. Les mueve la calidad, y si tus productos no cumplen con sus expectativas, saldrán en busca de otra oferta más atractiva para satisfacer sus necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *